20090307

tecnica K 2H


TECNICA K 2H

Rabí Abraham Abulafia .Sus escritos: Kabalah Nevuit profetica , a saber, la que trata con esa clase de misticismo que muestra al kabalista la forma de obtener una experiencia mística concebida como profecía; y la kábalah de los Nombres, es decir, de los Nombres divinos (Kabalat Hashemot), o sea la clase de misticismo que muestra la manera de lograr esa experiencia extática. Esta segunda forma estaba enfocada a la práctica de la recitación de los nombres divinos y de varias combinaciones del alfabeto hebreo.La técnica de combinar letras, usada para obtener experiencias místicas, fue usada también, en el sistema kabalista, como método exegético avanzado que permite al místico penetrar en los estratos más profundos de las Escrituras. Es el punto culminante de un método exegético más complejo que pasó inadvertido a los estudiosos modernos de la kabalística hebrea, y que tratare de exponerlo aquí, por primera vez, de un modo más detallado. Para comprender, sin embargo, la materia prima a la que se aplican estos recursos ,revisaremos los puntos de vista que sostenían Abulafia y algunos de sus seguidores con respecto a la naturaleza del lenguaje, así como su concepción de la Torah, objeto principal de la investigación .INTRODUCCION

Abraham Abulafia fue un Kabalista español, nacido enZaragoza 1240-1291 que vivió en Tuleda y viajó por Tierra Santa en 1260. Luego se instaló en Italia desde donde viajó a Barcelona y a Grecia en 1271 y 1275 respectivamente. En 1280 viajó a Roma. . Entre sus obras escribió un comentario a la Guía de perplejos de Mimonides. A partir de 1258 Abulafia visita el Oriente , Escribiendo una "Clave de la Kabalah" del Séfer Ietzirá o Yetzirá o Jezira, en hebreo el "libro de la Formación" Abraham Abulafia es, sin duda uno de los representantes más inportantes de la kabalah universal hebrea. Pertenece a aquella generación de kabalistas sefardíes que, como Moisés de León –redactor del Zohar–, Gikatila y Nachmánides, entre tantos otros, promovieron la época de mayor auge y esplendor de la Kabalah del Sinai, la que se ha dado en llamar su "edad de oro". Espíritu inquieto y de formación más bien autodidacta, Abulafia, después de pasar su juventud en Tudela (Navarra), inicia un viaje a Palestina y diversos lugares del Cercano Oriente, viaje que tuvo todas las características de un peregrinaje y un retorno a los orígenes, pues lo emprendió, según él mismo cuenta, para ir a la búsqueda del mítico río Sambation, más allá del cual se decía que moraban las diez tribus perdidas de Israelel primer viaje mistico de la idea kabalista universal. Partiendo de las enseñanzas del Libro de la Creación, establece un método basado en el sistema de combinación de las letras, método que él explica en su obra titulada precisamente Ciencia de la Combinación de las Letras (Hokhmath ha-Tseruf). Como todos los kabalistas, Abulafia concede una importancia capital a las letras del alfabeto hebreo, pues ellas constituyen entidades simbólicas que, como tales, expresan la realidad de los arquetipos, principios e ideas de orden universal. Cada letra, incluida su forma misma, es un esquema simbólico que encierra dentro de sí todo un mundo de significados que han de ser descifrados por el estudioso de la kabalah. Así, por su carácter revelado, la lengua sagrada, y no sólo la hebrea, es un vehículo del Conocimiento, al que manifiesta en tanto que lo simboliza. De ahí que para Abulafia el alfabeto sagrado aparezca como el objeto de estudio y meditación más preciado de que dispone el kabalista para la realización de su proceso interior, ese conocimiento procura la "visión profética", en la que "el temor del Ein Sof se ha transformado en amor", pues el hombre, atravesando los diversos niveles de la realidad cósmica y de sí mismo, ha tomado contacto con su principio y se ha hecho uno con él. Ese principio universal es lo que Maimónides y los filósofos escolásticos árabes y cristianos herederos de Aristóteles denominaron "intelecto agente", el cual equivale al Intelecto Superior, o Buddhi, de la tradición hindú. Esto mismo es lo que afirma Abulafia cuando señala que el método"nos libera de la esfera natural o material y nos conduce a los límites de la esfera divina". Este método sería entonces como una escala o eje que vertebra el camino que conduce de la tierra al cielo, del mundo de la multiplicidad y del cambio a la Unidad invariable que todo lo comprende en esencia. Abulafia practico intensas meditaciones tardando muchas horas en alcanzar estados ecstáticos. Ya que sus combinaciones de letras fueron usadas como mafteaj llaves o puntos de entrada a estados de conciencia Alef, fallar en llevar a cabo las manipulaciones correctamente tendría un efecto diferente en el Kabalista. En Mayor Trends in Jewish Mysticism Scholem incluye un extracto fascinante de una descripción de dicho experimento. Abulafia es inusual porque (controversialmente) él fue uno de los pocos Kabalistas que proveyeron detalles explícitos escritos de técnicas prácticas. Un desarrollo importante en la Kabalah fue la escuelas de Tzfat de místicos encabezada por Moisés Cordovero (1522-1570 EC) y su sucesor Isaac Luria (1534-1572 EC). Luria, llamado "el Ari" o León, fue un líder altamente carismático que ejerció casi control total sobre la vida de la escuela, y ha pasado a la historia y a mito como santo. Se ponía en énfasis el vivir en el mundo y traer la conciencia del Ein Sof dentro del mundo de una manera práctica como lo enseña y practica Abulafia y sus talmidim estudiantes y seguidores.
La frase “la palabra del Ein Sof ” debe ser tomada literalmente cuando se relaciona con la kabalah. La kabalah no está basada en la tonta idea que algún tipo en túnica blanca con pelo largoy barba , se sentó en su trono y habló un montón de palabras, y ¡puf!, el mundo fue creado. Esto debe ser entendido como una representación simbólica de la ley de analogía (similitud) “tanto arriba como abajo.” Lo que representa es el descenso natural del espíritu (Mente) dentro de la materia, que en un nivel universal cósmico divino, ocurre fuera del tiempo-espacio (por ejemplo en la eternidad).Abulafia por medio de la analogía, se conecta con la fuerza creativa divina original y, por medio del uso de las letras kabalísticamente habladas, imita la creatividad macrocósmica en una manera microcósmica. Consecuentemente, solo el individuo que ha logrado un nivel alto de madurez ética está capacitado para la verdadera expresión kabalística.“Para lograr esta madurez y estatura de iniciación kabalística, los talmidim estudiantes deben primero aprender las letras como un niño.” Esto sale del Sepher Yetzirah que principalmente tiene que ver con la preparación para el verdadero discurso kabalístico. En el S.Y., uno comienza integrando los Sephirot en el nivel más sutil y luego lentamente los introduce como expresiones progresivamente más profundo . Luego uno empieza a “aprenderse” las letras e integrándolas dentro de estructura universal de meditaciones guiadas . Uno empieza a usar las letras creativamente sólo cuando toda la estructura de Sephirot esferas y letras esta construida.

Enriko Peker Reininger , autor de numerosos escritos sobre Kabalah y mística hebrea , es un estudioso de los antiguos textos hebreos y de sus prácticas meditativas desde hace más de 27 años.Es un reconocido especialista de la Kabalah mística desenvuelta, principalmente, por Abraham Abulafia. Propulsor de la milenaria medicina natural hebrea de Maimonedes . Enriko Peker Reininger fue iniciado en estas especializaciones por el gran rabino Ylel. Trabajo 10 años para el ministerio de religion y culto de Israel.Otros 3 años´para el ministerio de salud .y actualmente da cursos y seminarios en el desierto del Neguev Israel .Lugar de residencia .En muchos de sus articulos firma con su nombre hebreo Tzvi.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada