20090309

LA NESHAMA ALMA


El alma humana, que no existe como algo sobrenatural, según el famoso científico británico Francis Crick, Premio Nobel 1962, que hace medio siglo anunció con el norteamericano James Watson un descubrimiento genético destinado a revolucionar el mundo: la estructura del ADN, la doble hélice que contiene los secretos de la vida. La conciencia, afirma ahora Crick en la revista Nature, es "una banal fusión de neuronas del cerebro".
Nature fue la misma revista que en su edición del 25 de abril de 1953 publicó el artículo del descubrimiento del ADN, el ácido desoxirribonucleico, que encierra los misterios de los genes humanos. Crick y Watson habían escrito a comienzos de marzo un artículo de apenas 900 palabras, que Nature publicó en una página y que sólo el diario News Chronicle saludó brevemente el 26 de abril con el título "Más cerca del secreto de la vida".
Cincuenta años más tarde, Francis Crick, que hoy tiene 86 años, lanza las bases de un nuevo descubrimiento destinado a desatar grandes polémicas. El impacto esta vez ha sido también enorme y en la prensa británica ha sido considerado "la madre de todas las batallas entre ciencia y religión, entre pruebas tangibles y el reino de la fe". Crick sostiene en un artículo de Nature Neuroscience que en el cerebro humano hay un grupo de neuronas que son el origen de la conciencia y del alma. El científico británico abandonó los estudios de genética después del gran descubrimiento del ADN y tras dedicarse a investigaciones de biología celular y evolucionista, desde 1976 se dedicó al cerebro humano, a buscar las bases científicas de un objeto tan intangible como es la conciencia. Si su negación del carácter sobrenatural del alma se confirma "sufrirá un grave golpe el reino del Divino", señala un diario italiano. Crick destaca que lo que afirma es el resultado de investigaciones y búsquedas en el inconsciente que ha realizado durante muchos años para individualizar cuáles son los mecanismos científicos de la conciencia. Hace tiempo que Francis Crick escribe y reafirma que "la convicción científica es que nuestras mentes, el comportamiento de nuestros cerebros, pueden ser íntegramente explicados por la interacción de las células celebrales". El profesor de ciencias neurológicas del Instituto de Tecnología de California Christopher Koch, coautor del estudio con Crick, dice que "es evidente que la conciencia nace de reacciones bioquímicas del cerebro". Ambos describen en la investigación los mecanismos a través de los cuales distintas partes del cerebro humano se funden las unas con las otras para crear "un sentido de conciencia". Es lo que los creyentes llaman el alma, afirman. "Por primera vez tenemos un esquema coherente de los correlatos neurales de la conciencia en términos filosóficos, psicológicos y neurales".
De inmediato les respondió el reverendo Michael Reiss, religioso y científico a la vez, profesor de la Universidad de Londres, quien redujo al mínimo la magnitud del descubrimiento: "Lo que Crick ha descubierto son los componentes neurológicos de la conciencia. Es como decir que una catedral es un conjunto de piedras y vidrios. Cierto, pero se trata de una constatación simplista." Mientras el investigador y filsofo judio Enriko Peker R .comenta que ya existe un ADN que se compone de informacion genetica la información genética generalmente reside en los cromosomas, ... Los seres humanos tienen 46 cromosomas. Los cromosomas son segmentos de ADN largos contenidos dentro del núcleo de las células. En el núcleo de cada célula hay 23 pares de cromosomas o 46 cromosomas en total. La otra parte del ADN que contienen las células se encuentra en las mitocondrias, las cuales tienen genes importantes en su propia hebra de ADN, denominada en ocasiones "el cromosoma número 47". Los genes del cuerpo están contenidos dentro de estos 46 cromosomas nucleares y en el cromosoma mitocondrial. Dos de estos cromosomas, el X y el Y, determinan el sexo y se denominan CROMOSOMAS SEXUALES. Las mujeres tienen 2 cromosomas X y los hombres tienen un cromosoma X y uno Y. La función del cromosoma Y es determinar el sexo masculino, pero además de esto no hace mucho más. Los 44 cromosomas restantes se denominan CROMOSOMAS AUTOSÓMICOS. Los cromosomas existen en pares. Por conveniencia, los científicos han enumerado los autosómicos en pares desde el 1 hasta el 22. El cromosoma X y el Y corresponden al par número 23. Cada uno de los padres aporta al bebé la mitad de cada par de cromosomas, es decir 23 cromosomas, 22 autosómicos y 1 sexual. Las mujeres siempre aportan a su bebé un cromosoma X mientras los hombres aportan ya sea uno X o uno Y. Por lo tanto, el hombre es quien determina el sexo del bebé. Todos los cromosomas mitocondriales provienen de la madre, mientras que el padre no hace ningún aporte a los genes mitocondriales del bebé. A este hecho se lo denomina la herencia materna. es decir que la informacion genetica del alma es trasmitida por el matriarcado, Francis Crick sigue adelante con sus investigaciones en el instituto californiano que lleva el nombre de Jonas Salk, el descubridor de la vacuna contra la poliomielitis. Los resultados publicados en Nature concluyen años dedicados a demostrar que "un día la humanidad aceptará el concepto de que el alma y la promesa de la vida eterna no existen, así como hace siglos debió aceptar que la Tierra era redonda".
Si Crick ha causado un nuevo impacto a nivel mundial en medio de las celebraciones del medio siglo del descubrimiento del ADN, el otro Premio Nobel que compartió con él la gloria, James Watson, también causó sensación cuando, entrevistado por la BBC de Londres hace diez días, dijo que la estupidez humana es una enfermedad y que por lo tanto puede ser curada. Una interesante aunque preocupada respuesta del lado de los creyentes a los filósofos de la mente, a los neurocientíficos y a los teóricos de la inteligencia artificial la ha dado el joven estudioso italiano Andrea Vaccaro, con su libro ¿Por qué renunciar al alma? Vaccaro sostiene que es formidable el intento de abolir el alma, sobre todo por corrientes de pensamiento que predominan en Estados Unidos y Gran Bretaña.
El estudioso italiano destaca que las neurociencias han convertido lo que antes se llamaban "estados de ánimo" en "estados químicos regulables farmacéuticamente", y que "apuntan a demostrar que las funciones hasta ahora atribuidas al alma —humores, sentimientos, autoconciencia, intuiciones— son en realidad operaciones del cerebro".
El grito de alarma de Vaccaro es que se propone censar esas operaciones para "mañana reproducirlas artificialmente". El alma se convierte así "en un concepto superfluo. Para explicar al hombre es suficiente conocer en detalle su cerebro, que no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir a la muerte". La embestida encuentra mal parados a los hombres de la Iglesia y a los teólogos. "Y esto es riesgoso", afirma Vaccaro. La Iglesia "corre el peligro de retirarse a la aldea del alma", cuando es esencial para el cristianismo, porque es la huella que Dios ha dado al hombre. El alma "no es, como piensan los neurofilósofos, una perfecta y exquisita danza neurocomputacional". La kabalah teorica la presenta de esta manera.

La generalidad de la realidad desde el punto de vista espiritual se divide en tres índoles: ATZMUT - EIN - SOF - NESHAMA
ATZMUT: es la esencia inmanifestable, la mismidad del Creador y su "lugar" está por encima de la palabra y toda articulación posible. De acuerdo con los maestros de la Kabalá nada se puede expresar acerca de SU ATZMUT, ya que no tenemos alcance alguno. Todo lo que digamos acerca de la ATZMUT del CREADOR estará basado en meras suposiciones e imaginación, y la Kabalá sólo trata de lo que el hombre tiene la potencialidad de alcanzar mediante su esfuerzo y superación.
Por lo tanto, todo esfuerzo en dirección a definir la Esencia es contraproducente y no responde a los propósitos de la Kabalá.
Todo el vocabulario que maneja la Sabiduría de la Kabalá no tiene realidad en Atzmút, es decir en la Esencia del Creador, sino sólo en la Luz que se expande desde EL, en Su manifestación.
EIN-SOF: es el Infinito donde se encuentra el "programa de la Creación", cuya finalidad y voluntad es beneficiar a las creaturas infinitamente. Ein - Sof es el "lugar" de encuentro entre la Esencia del Creador y la Neshamá, entendiendo este vínculo como la voluntad original de dar placer y completitud a todas las creaturas. Por lo tanto Ein - Sof es el espacio de relación entre la Esencia del Creador/Atzmút y su Creación.
NESHAMA: es aquella a la cual le está destinada toda la plenitud, beneficio y completitud contenidos en el Ein - Sof.
Cinco nombres tiene el alma y éste es su orden de lo inferior a lo superior: Néfesh, Rúaj, Neshamá, Jaiá y Iejidá.
Así comienza el libro "Shaar haGuilgulím"/ "El Pórtico de las Rotaciones del Alma", tal como lo recopiló el Rabino y Kabalista Jaím Vital según lo recibió de su maestro el Rabino y Sabio Kabalista Itzják Luria Ashkenazi, conocido como el Ariz'al.
La Luz del Infinito/Or Ein - Sof, al ingresar dentro del ámbito de la Creación adquiere voluntad y conciencia diferenciada, lo cual se traduce en diferentes seres y formas.
Este proceso ocurre simultáneamente en todas las particularidades de la Creación, adoptando así la Luz del Infinito diversos grados e índoles.
En el hombre estos grados de voluntad y conciencia conforman los diversos estratos del alma, llamados: Néfesh, Rúaj, Neshamá, Jaiá y Iejidá.
Los 5 estratos del alma con su infinidad de gradaciones son los grados de la Luz del Infinito revestidos en la conciencia, voluntad y deseos del hombre.
Estos 5 grados son las Luces que luego van a iluminar gradualmente los ocultamientos producidos por el acto del zimtzúm/contracción original del deseo de recibir la Luz del Infinito, en los 5 mundos denominados : Adam Kadmón,
Atzilút, Briá, Ietzirá y Asiá.
La palabra mundo, en hebreo olam, proviene del verbo lehialém que significa ocultar. Es decir que cada mundo es un ocultamiento de su estado precedente, y el mundo superior es a su vez generador y causante de su inmediato inferior.
La relación entre los mundos está regida por la ley de causa y efecto, siendo que todo lo que sucede en los mundos inferiores es el resultado de cómo éstos reciben lo superior, y no cómo lo superior es en sí mismo.
La única posibilidad de que los mundos inferiores expandan sus límites y se unifiquen con los superiores es elevándose hacia ellos.
Esto sólo se logra refinando nuestros deseos, nuestra voluntad y conciencia.
La realización de este proceso requiere el conocimiento y la puesta en práctica de los aspectos fundamentales de la Sabiduría de la Kabalá, que son :
MAASE BERESHIT: conocimiento y conciencia de los mundos, planos y grados que rigen la Creación.
En el lenguaje de la Kabalá ellos son designados con nombres muy precisos que indican, para el iniciado, la distancia espiritual con respecto a los estados superiores y al origen, el Infinito/Ein - Sof.
El estudio de este "mapa y su nomenclatura, introduce al iniciado en los diferentes grados y voluntades existentes, y depende del esfuerzo personal de éste para que dicho estudio trascienda el plano mental y pase a ser espiritualmente aplicable.
MAASE MERKABA: trabajo espiritual del hombre en su ascenso gradual por los mundos.
La base de este estudio es el refinamiento de nuestra voluntad y deseos personales sin lo cual no se "abren" las puertas de nuestro corazón, que es el lugar donde está la merkabá, la carroza, que puede llevarnos hacia los mundos superiores.
En maasé merkabá es fundamental trabajar el ratzón lekabel/voluntad y deseo de recibir y el ratzón lehashpía / voluntad y deseo de dar y beneficiar, ya que el ratzón lekabel hace descender la carroza hacia los mundos inferiores y el ratzón lehashpía la eleva hacia los mundos superiores.
En este aspecto reside, en definitiva, el libre albedrío del hombre: ratzón lekabel, deseo de recibir egoísta o ratzón lehashpía, deseo de dar y beneficiar.
Ratzón, deseo y voluntad, es lo que produce todos los movimientos en el hombre, tanto en lo personal como en lo colectivo, en lo espiritual y en lo material.
Todo es parte de una y única realidad indivisible de la cual cada Neshamá es una manifestación.
El trabajo del hombre consiste en transformar su ratzón lekabel en ratzón lehashpía.
El ratzón lekabel es imposible de anular ya que es toda la Creación y la fuerza que mueve nuestra vida. El trabajo espiritual conciente consiste en que nuestro deseo de recibir sea undeseo de recibir para dar.
De esa forma elevamos nuestro pequeño y limitado mundo al Infinito /Ein - Sof donde todas las Neshamót son UNA y todos los olamót/mundos, son UNO.En el presente
trabajo , nos sumergiremos en el profundo y apasionante mundo del alma (neshama). Indagando y analizando distintas versiones de un tópico que se ha estudiado durante miles de años. Pero esta humilde investigación esta destinada ha demostrar como en diferentes regiones y épocas el ser humano se ha visto a si mismo como un ser diferente, un ser con conciencia , un ser con alma.
A lo largo de este estudio, se intentará relacionar temas pertenecientes a disciplinas como la
antropología (civilización egipcia, maya, atlante), la religión (vedas, Fu-Hi, hinduismo, cristianismo , esoterismo) y la filosofía (teosofía, Grecia antigua, ciencia moderna).
Deseo agregar que decidí no tocar el tema de la
psicología transpersonal ya que me iba a exceder demasiado, pero en un futuro no muy lejano con gusto les mandaré un resumen de la visión del alma desde la psicología transpersonal, ya que dicha disciplina retoma el concepto de alma pero con diferentes términos: mi-mismo, self, conciencia de unidad, experiencias cumbre y conciencia transpersonal.
Capítulo 1: CIVILIZACIONES ANTIGUAS
Desde los comienzos de la humanidad, distintos pueblos han observado la
naturaleza humana con una peculiar visión. A continuación, vamos a ver tres pueblos distintos: egipcios, mayas y atlantes.
Egipcios: La filosofía del faraón Akhenatón plantaba la
igualdad del hombre ante el creador, Amon Ra, el hombre a imagen de Dios. Como Jesús, él dijo que Dios se encuentra en el corazón del hombre. Su religión era idéntica a la Maya e Hindú, ya que creían que la vida es un proceso de perfeccionamiento de Dios para aumentar la conciencia del hombre y que este comprenda la razón de su existencia, del animal al superhombre, experimentando la angustia para descubrir la paz; la depresión para sentir la felicidad; la pobreza para valorar la riqueza; el miedo para aprovechar el amor ; la venganza para sentir el gratificante perdón. Para ellos el cielo y el infierno residen en el alma humana (concepto similar al cristianismo moderno), nosotros somos los que elegimos que camino seguir, ese es el libre albedrío, ese es el poder del alma. Creían que cuando el hombre se desapegue de los bienes materiales y descubra que la enfermedad es un estado mental, se convertirá en un superhombre espiritual, que no pierde al morir. Mayas : Al igual que otras religiones de la humanidad, veían a la vida como un proceso de perfeccionamiento eterno de Dios. Pasando por 9 niveles, el alma, la chispa divina del creador, retorna a él. El primer nivel es la Tierra , la materia ; el segundo es la Semilla, la vegetación ; el tercero es el Cerebro reptil, la autonomía, independencia ; el cuarto es el Cerebro mamífero, donde aparece las emociones y relaciones sociales; el quinto es el Cerebro humano, la vida inteligente, la razón, el pensamiento , la comprensión de la vida; el sexto es la Mente colectiva, en el que se entiende el significado de la vida; el séptimo es la Mente Solar, el fin del sufrimiento; el octavo es la Mente Galáctica, donde se logra la comprensión del todo; y finalmente el noveno y último paso es Hunab Kú, Dios Universal.
Decían que la vida es un eterno proceso de perfeccionamiento, por el cual el alma, a través de la reencarnación (Caput Sigil) logra incorporarse a la gran conciencia universal, Dios. Creían que
la muerte era una transición a otro estado, un cambio del cuerpo astral-alma, debido a que el ser es inmortal, ya que para ellos la vida es un proceso inagotable y repetitivo.
Su filosofía era similar a la Teosofía, el Esoterismo y la Metafísica. Ya que creían que el ser humano poseía tres cuerpos: Widil Lil, el cuerpo físico; Pixán, el cuerpo astral-alma, los sentimientos, la vida; Inhán, el espíritu, el dios interno. Viendo a los demás como espejos de uno mismo, se sentían parte de un solo ser vivo, miembros de
una red de mente colectiva. Para ellos Dios era un organismo gigantesco, todo entreconectado por las ondas de amor (la energía mater de la ciencia moderna).
Atlántida: Este continente se habría hundido alrededor del 10.960 a. C. La destrucción de la civilización atlante se habría debido a que empezaban a caer en el
materialismo y en los placeres corporales, descendiendo de una espiritualidad extrema a una ignorancia peligrosa. En cambio, la humanidad actual transcurre un proceso inverso. Supuestamente, esta misteriosa civilización habría alcanzado un nivel tecnológico y espiritual superior al actual. Poseían una escuela de misterio de Nacaal, donde se enseñaba la intuición, la religión del conocimiento . Este es el origen de los seguidores de Horus, de Quetzatcoatl, los sumerios y los escenios (secta judía de la cual Jesús fue miembro). En las escuelas secundarias se enseñaba alquimia y ciencias esotéricas, entre otras cosas. En el centro de la isla se encontraba una gran pirámide, el templo sagrado de Incanitlón. Dentro de la gran pirámide se hallaba un cubo de cristal de cuarzo, que flameaba una luz blanca hacia la punta de la pirámide. Este creaba un vórtice energético que desintegraba los muertos, esta práctica se utilizaba con el fin de liberar el alma del cuerpo físico, astral y el ego, además de evitar que seres queridos atrajesen magnéticamente al espíritu. Al liberarse el espíritu, este se dirigía hacia el Devachan, el cielo, un mundo de fantasía creado por el individuo , un paraíso en total libertad .
Capítulo 2: RELIGIÓN
A continuación, vamos a indagar distintas visiones del ser desde el
paradigma religioso antiguo.
Filosofía Védica : No existe nada estable y permanente en todo
el Universo . Todo es una serie de
movimientos incesantes, modificándose eternamente. Existe una estabilidad aparente, una secuencia y un orden y esta es motivada por un poder sublime que nos gobierna, Dios. La única manera de comprender esto, es internándose en la esencia de las cosas, ir mucho más allá de lo físico. Todas las almas se modifican sin cesar porque Dios no se cansa de darnos oportunidades. Somos un conjunto de cuerpos sutiles y tenemos un alma inmortal. Reencarnamos muchas veces como proceso de
aprendizaje del alma. Brahama es el Dios creador, el principio inteligente. Él existió siempre y como manifestación suya son los Universos. Así, el Universo actual es apenas uno, en la larga serie sin comienzos de sucesivos universos; Dios es uno pero se manifiesta en forma trina: Brahama es el espíritu divino, Vishnu es el alma humana y Shiva es el cuerpo material; Todos los seres, de todos los reinos y estados están permanentemente unidos e entrelazados en el Universo infinito. Las devas son los dioses, espíritus puros o ángeles que nos protegen, orientan y ayudan. La naturaleza y el Universo, visible e invisible, es mucho más que un organismo vivo, es una poderosa jerarquía de seres vivos, supra-humanos, Devas, humanos y subhumanos. Y en la cima está Brahama, el Padre. Los seres vivos que surgen en los primeros momentos del Universo, son tipos superiores desarrollados en un Universo anterior. Es el progreso logrado con maestros y seres superiores que colaboran incesantemente para la elevación de las almas. En la visión Védica, tipos superiores de seres siempre estuvieron presentes guiando el desarrollo de los tipos inferiores a ellos. No era necesario que existieran en el plano físico, podrán ayudar desde el plano astral. La práctica del Yoga como camino interior es muy necesaria para el crecimiento del espíritu. La fuente de todo conocimiento y de toda experiencia está realmente en nuestro propio ser. El reino de los cielos está dentro nuestro, Dios reside en nuestro interior.
Los obstáculos que se interponen en nuestra
evolución son básicamente dos: la estupidez humana y la distracción (concepto similar al Budismo ). Un hombre que está en un camino espiritual debe cambiar no sólo de vida interior, sino también cambiar todas sus actitudes en relación al resto del Universo.
La filosofía de Fu-Hi : Dios es único, creador de todo lo existente. Es Tao, el principio primordial. La Naturaleza es su manifestación más tangible. La
muerte no existe, el alma sobrevive porque es inmortal. Los antecesores de los hombres son ahora espíritus protectores a quienes debemos recordar y honrar. La reencarnación explica la razón de la vida y sus inconvenientes. La vida física no es importante, lo importante es la vida del espíritu. El objetivo final es la unión del hombre con Dios. Debemos perdonar las ofensas, nunca devolver el mal recibido. El cuerpo con sus meridianos y chakras es sólo el vehículo del alma.
Los antiguos pueblos de la
China , los Mayas , los Hindúes y los Egipcios tenían conocimiento de la existencia de siete centros de energía del cuerpo humano , estos son los denominados Chakras.
Continuando con Fu-Hi, también creía que los
valores morales están por encima de todo. La virtud es obra del libre albedrío y se aumenta con buenos ejemplos. Los dos caminos para alcanzar a Dios son: Oración y ayuno. La familia es la base de la sociedad , por lo tanto debemos respetarla y honrarla. Ser limpio de corazón y amar a tu prójimo como a uno mismo. Resulta increíble como se repite en las mismas creencias en las diferentes religiones del planeta.
Yoga: Antigua filosofía hindú de una antigüedad de mas de cinco mil años, y cuyo objetivo es lograr el
equilibrio entre el cuerpo y el alma. Los ejercicios posturales y de respiración combinados con la meditación son esenciales. Esta antiquísima filosofía de la India , mediante la cual grandes sabios de este admirable país, fueron experimentando en su propio ser, prácticas y ejercicios psicosomáticos especiales basados en muy estrictos principios éticos y morales, controlados durante milenios, y con los cuales fueron corrigiendo defectos de comportamiento y de disciplina individuales, alcanzando una eficiente evolución hacia lo moral y espiritual. Con esta filosofía lograron como última instancia su propósito de mejoramiento en el desarrollo de la vida cotidiana, al alcanzar su meta de percibir la Verdad Absoluta y establecer su Unidad con el Absoluto o Brahman. Esto es lo que los sabios de la India llaman en sánscrito: Mutki o Moksha, que significa liberación de este Universo de lo dual y cambiante, para ascender a la Divina Unidad. A partir de este pensamiento, Yoga no sólo es una filosofía, sino también reglas de vida muy prácticas y concretas, que conforman por sí mismas una verdadera ciencia y un arte de vivir que tienden a perfeccionar y purificar el Ser.
Para el Raja Yoga el dios interno se llama Ishvara, el cual organiza septentrionalmente al hombre. Según las antiguas religiones del oriente, el Brahmanismo, la Vedanta y el Budismo, el ser esta constituido por siete planos: cuerpo físico, cuerpo vital (ki), el cuerpo etérico (doble etérico), el cuarto plano es Kama, el alma animal o cuerpo de deseo (pasión y lujuria), el quinto es Buddhi (conciencia y sabiduría). Y se establece una estrecha, confusa y dramática interaccion
entre esos planos instintivos y pasionales que desde su centro imantan a la débil mente inferior, poniéndola a su sevicio , tomándola esclava del deseo, y el plano manásico inferior. Los dos juntos, Kama y manas, componen el 95 % del hombre, la pasión animal más la mente humana. Y por último, el séptimo plano es la inteligencia universal. Como dice Taimni (ciencia de la Yoga): "El espíritu no es solamente el trasfondo constante de la conciencia que ilumina la mente en todas sus actividades, sino que también es la oculta fuerza motriz del deseo en todas sus formas y manifestaciones. Atma es el corazón de la existencia separada, en el campo de la manifestación".
Bhagavad Gita (canto del Bienaventurado): "Él es el Eterno... Sus manos y sus pies están en todas partes, sus cabezas, sus ojos y sus caras se encuentran por todos los sitios a donde dirijamos la mirada, su oido todo lo oye; llena en su inconmensurabilidad todo el Universo, es el Ser Universal. Él es el origen de los sentidos y de sus propiedades, pero carece de ellos; Él no está ligado a nada, pero es el fundamento de todo; Él se manifiesta en los modos de ser, aunque no está limitado por ellos. Él es todo lo que hay en nosotros y fuera de nosotros. Él es lo interior y lo exterior, lo lejano y lo próximo, lo móvil y lo inmóvil. Él es tan abstracto que no podemos llegar a conocerlo. Es indivisible y es Uno, más se manifiesta en diversas formas, mostrándose como uno de los seres existentes; de Él se originan eternamente todos los seres y también eternamente vuelven a Él. Es la luz de las luces, de un resplandor superior a las tinieblas de nuestra ignorancia; es el conocimiento y el objeto del conocimiento y habita en el corazón de todos los hombres"...
Recordemos que para la religión hindú, Dios esta en todo el Universo, ya que la vida es un drama cósmico en el cual Dios desempeña todos los papeles a la vez.
Cristianismo: En la filosofía cristiana se destacan numerosos pensadores que se preocuparon por el problema antropológico. Entre ellos, se encuentran San Agustin (354-430).
Para San Agustín, la razón es un instrumento valioso para conocer la verdad pero sólo si es guiada por la fe. La razón sin la fe es ciega y nos puede llevar por caminos equivocados. San Agustín busca una verdad eterna, inmutable, y esta verdad no puede alcanzarse sin la luz de la fe en Dios, que trasciende toda inteligencia y que hace posible nuestra inteligencia. La fe no puede ser probada por medio de la razón. Por la fe podemos comprender la realidad. San Agustín afirma la existencia del alma. El alma es una iluminacion
interior, es algo íntimo y racional. Y además, dice: "No te diferencias del animal más que por el entendimiento; no te envanezcas de otra cosa. ¿Presumes de fuerza? Te vencen las bestias ¿Presumes de velocidad ? Te vencen las moscas ¿Presumes de hermosura? ¿Cuánta belleza hay en las plumas del pavo real? ¿Por qué eres entonces mejor? Por la imagen de Dios. ¿Dónde está la imagen de Dios? En la mente, en el entendimiento."
Citando al filósofo Francisco Bertelloni, podríamos afirmar que: Hace siglos e incluso recientemente hubo pensadores cristianos y evolucionistas sociales que hablaron de evolución, de un incremento cualitativo de distintos grados del ser en la realidad que culminaron en la aparición del hombre. Pero, en última instancia, esa evolución se daba a partir de potencialidades creadas y así dispuestas por Dios, es decir, para que evolucionaran hasta culminar en el hombre como momento cualitativamente distinto del resto de la realidad.
Además, el cristianismo se acerca a la filosofía griega cuando define al humano como irrepetible e unitario. Por una parte, el cristianismo se opone a cualquier intento de diluir el destino último de la persona
en una suerte de destino colectivo o común. Por la otra, se opone también al dualismo. El hombre no es un alma que usa un cuerpo. Cuerpo y alma no son dos sustancias yuxtapuestas, sino que constituyen una realidad unitaria: esa unidad es la persona. El alma no puede existir sin el cuerpo y el cuerpo no puede vivir sin el alma. Cuando el hombre muere, el alma se separa del cuerpo; pero esa existencia transitoria separada es considerada como "antinatural", pues el cristianismo sostiene que el alma volverá a su estado natural de unidad natural con el cuerpo en la resurrección de la vida futura. Una concepción fundamental del cristianismo es que la vida futura no consiste ni en un alma separada, ni en un espíritu común a todos los hombres, sino en la resurrección del cuerpo unido al alma y en la vida individual. Por eso, la antropología cristiana insiste en el caracter unitario y personal de esa unidad. Y es irrepetible en el hecho de que Dios se hizo hombre, lo cual es algo único.
Para la tradición cristiana, la dignidad
de la persona humana consiste en que ella e un alfa sin omega, un comienzo sin fin.
Tomás de Aquino insistió en que, al morir el hombre, el alma no muere con él; porque el alma no sólo vivifica al cuerpo, sino que también es capaz de vivir sola: es forma del cuerpo y al mismo tiempo
es sustancia. Es como si comparáramos al alma con el navegante y al cuerpo con el barco. Cuando el navegante navega en su barco es como el alma que está en su cuerpo, pero cuando el navegante no está en su barco, sigue siendo navegante: "nauta sine navio". Sin embargo, lo propio del alma, como lo propio del navegante, es estar en su barco, que es su cuerpo.
Si seguimos moviéndonos en el terreno teológico, vemos que a pesar de que los animales
también poseen alma, no sobreviven a la muerte como los hombres. Para definir esta diferencia deberíamos recurrir al evangelio, más concretamente a la antropología teológica de san Pablo. Pablo inaugura la idea de que el hombre es una unidad de tres elementos, no de dos: el cuerpo, el alma y el espíritu. El alma es el lugar en el que se da el conflicto entre las pasiones y la vida recta. El alma, que sabe y quiere, sabe lo que debe hacer, pero sola no puede. Su voluntad es débil, insiste Pablo. Tampoco es principio de verdadera vida. Recién el espíritu es principio de inmortalidad, es lo que mantiene el vínculo entre el hombre y Dios y ese vínculo hace posible la resolución de los conflicto del alma y la inmortalidad humana. El hombre se vincula con Dios a través del espíritu. Pablo parece estar diciendo que el hombre tiene un plus respecto del resto de la creación: ese plus es el espíritu. Al considerar al espíritu como personal, el cristianismo se diferencia de otras tradiciones, sobre todo de las orientales que conciben una suerte de espíritu común a toda la humanidad. Tomás de Aquino afirma que esa suerte de inmortalidad común es imposible porque terminaría con los premios y los castigos en la vida futura. Por ello, dice, hay que demostrar filosóficamente que el espíritu es individual. La proposición que afirma que el espíritu es universal o común e contraria a la fe, porque si nos inmortalizamos de modo colectivo, no hay manera de sostener el bien y mal, el cielo y el infierno. Curiosamente, para Tomás, una idea que es contraria al cristianismo no sólo es falsa por su oposición, sino también porque es filosóficamente falsa.
"Y dijo Dios: Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra."
Mitología griega : En Protágoras, una obra del filósofo griego Platon
, puede leerse un mito que se refiere al origen de los seres vivientes. En este mito se muestra por qué, para los griegos antiguos, el ser humano es superior a los demás animales: "Era el tiempo en que existían los dioses, pero aún no existían los seres mortales. Cuando llegó el momento de sacarlos a la luz, Zeus ordenó a los dioses Epimeteo y Prometeo que distribuyesen entre todos seres las cualidades que pudieran convenirles, Epimeteo se encargó de la distribucion , y Prometeo, de inspeccionar la tarea una vez realizada. Epimeteo atribuyó a unos la fuerza sin la velocidad; a los más débiles, los dotó de ligereza; a algunos les concedió armas defensivas. A los más pequeños, les dió alas y viviendas subterráneas. Luego se ocupó de abastecer a todos los seres mortales con lo necesario para defenderse de las inclemencias climáticas. A algunos les dió pieles gruesas para el frió; a otros, pieles resistentes al calor . A continuación, procuró distintos tipos de alimentos para cada especie: a unos, las hierbas de la tierra ; a otros, los frutos de los arboles ; a otros, las raíces. Pero Epimeteo, que no era muy sabio, había consumido todas las propiedades y se había olvidado de la especie humana.
Llegó Prometeo a realizar la inspección. Vió a todas las especies convenientemente equipadas, pero al hombre lo vió desnudo, descalzo, sin lecho, sin defensas. Y era el día marcado para salir a la luz desde el seno de la tierra. Prometeo, ante la dificultad, y queriendo salvar al hombre, robó a los dioses Hefesto y Atenea la sabiduría técnica y el fuego y se los regaló al ser humano. Así, el hombre entró en posesión de la sabiduría útil a la vida. Puesto que el hombre participaba de lo divino, se distinguió entre todos los seres por su culto a los dioses. Empezó a construir altares e imagenes divinas. Enseguida, adquirió el arte de articular sonidos y palabras e inventó la habitación y el vestido, el calzado y la cama, y los alimentos sacados de la tierra.
En un principio, los hombres vivían dispersos: no había ciudades. Eran destruidos por los animales salvajes, siempre más fuertes que ellos. Buscaron, pues, reunirse y salvarse mediante la construccion
de ciudades; pero, una vez reunidos, se peleaban entre ellos porque no poseían la técnica politica Entonces Zeus, temiendo que la especie humana desapareciera del todo, envió a Hermes para que llevara a los hombres el pudor y la justicia , para que en las ciudades hubiese armonía."
Einstein: "Mi religión consiste en una humilde admiración del espíritu superior ilimitable que se revela a sí mismo en los menores detalles que somos capaces de percibir con nuestras mentes frágiles y endebles. Esta convicción profundamente emocional de la presencia de un poder razonador superior que se revela en el universo incomprensible, forma mi idea de Dios". Albert Einstein."Todo está determinado... por fuerzas sobre las que no tenemos ningún control . Tan determinado para un insecto como para una estrella. Los seres Humanos, los vegetales o las partículas cósmicas... todos bailamos al Ritmo de una tonada misteriosa que toca en la distancia un gaitero Invisible." Albert Einstein.
Capítulo 3: CIENCIA Y FILOSOFÍA
Cardenal Newman: "No somos más nuestros de lo que es nuestro lo que poseemos. No nos hicimos a nosotros mismos, no podemos ser superiores de nosotros mismos. No somos nuestros propios dueños. Somos propiedad de Dios. ¿No consiste nuestra felicidad en ver así las cosas? ¿Existe alguna felicidad o algún consuelo en creer que somos nuestros? Es posible que los jóvenes y los prósperos piensen así. Es posible que éstos piensen que es una gran cosa hacerlo según su voluntad, como ellos suponen, no depender de nadie, no tener que pensar en nada invisible, ahorrarse el fastidio de tener que reconocer continuamente, de tener que rezar continuamente, de tener que referir continuamente todo lo que hacen a la voluntad de otro. Pero a medida que pase el tiempo, éstos, como todos los hombres, descubrirán que la independencia no fue hecha para el hombre que es un estado antinatural, que puede sostenerse por un momento, pero no puede llevarnos a salvo hasta el fin."
Maine de Biran : "Un hombre envejece; siente en sí mismo esa sensación radical de debilidad, de fatiga, de malestar, que acompaña a la edad avanzada; y, sintiendo esto, imagina que, simplemente, está enfermo, engaña sus temores con la idea de que su desagradable estado obedece a alguna causa particular, de la cual, como de una enfermedad, espera rehacerse. ¡Vaya imaginaciones! Esta enfermedad es la vejez
; y es una enfermedad terrible. Dicen que el temor a la muerte y a lo que sigue a la muerte es lo que induce a los hombres a entregarse a la religión cuando envejecen. Pero mi propia experiencia me ha convencido de que, aparte tales terrores e imaginaciones, el sentimiento religioso tiende a desarrollarse a medida que la imaginación y los sentidos se excitan menos y son menos excitables, nuestra razón halla menos obstáculos en su labor, se ve menos ofuscada por las lágrimas; los deseos y las distracciones en que solía absorberse; por lo cual Dios emerge como desde detrás de una nube; nuestra alma siente, ve, se vuelve hacia el manantial de toda luz; se vuelve, natural e inevitablemente, hacia ella; porque ahora que todo lo que daba al mundo de las sensaciones su vida y su encanto ha empezado a alejarse de nosotros, ahora que la existencia fenoménica ha dejado de apoyarse en impresiones interiores o exteriores, sentimos la necesidad de apoyarnos en algo permanente, en algo que nunca pueda fallarnos, en una realidad, en una verdad absoluta e imperecedera. Sí, inevitablemente nos volvemos hacia Dios; porque este sentimiento religioso es por naturaleza tan puro, tan delicioso para el alma que lo experimenta, que nos compensa de todas las demás pérdidas."
Teosofía : Según esta disciplina, el ser humano es pluridimensional, ya que posee siete cuerpos por cada plano de existencia. El físico (mineral), etérico (vegetal), astral (animal), mental (hombre), causal (sabio), búdico (iniciado) y átmico (Dios). El cuerpo físico es materia; el etérico, vida; el astral, conciencia; el mental, memoria ; el causal, pensamiento; el búdico, contemplación; y el átmico, identificación con la divinidad. El ser humano es en esencia el Atman o espíritu, que se refleja a través del alma (causal) en el cuerpo físico y cuyo objetivo es la evolución de la autoconsciencia, que le permite construir o desarrollar un tipo de vehículo sutil superior (búdico), como paso previo al logro de su meta evolutiva (Atman). El alma lo interpenetra en su totalidad. La mónada es la chispa divina, el Dios interior, el cual se manifiesta trinamente (voluntad, sabiduría y CRATIVIDAD ).
ESFERAS SERES ESTADOS DE CONCIENCIA CUERPOS
1. Divinos Logoica Triplicidad divina: Padre, Hijo, espíritu santo: Universo-
Hombre- Alma -
2. Monádica Mónada humana Triplicidad monádica: Poder, conocimiento-amor y
creatividad -
3. Espiritual Hombre, que es Espíritu- voluntad (inmortal) Átomo
4. Intuicional Hombre, que es Espíritu- intuición (inmortal) Intuicional
5. Mental Hombre que tiene Espíritu- mente (inmortal) Causal-mental
6. Astral o
emocional Hombre que tiene Deseos y emociones (mortal) Astral
7. Físico Hombre que tiene Vitalidad (mortal) Físico
Microcosmos: ... "Los humanos son por origen materia primordial, una antiquísima porción de niebla cristalina, ni más ni menos material que la que compone cualquier nebulosa: una extraña composición inestable de partículas subatómicas. Obsérvense como una radiante, inestable, informante e indestructible composición de elementos que ora son ondas vibrantes, ora ínfimas e infinitas burbujas de energía que duran una millonésima de fracción de segundos, para adoptar enseguida otra forma. Un tramo de la Fuerza en su aspecto más intimo: radiante, potente, inconsciente, mutable e imperecedero. ¿Has pensado alguna vez en tu cuerpo de esa manera? En esta condición el ser es inmortal. Es la visión de lo inmanifestado lo que da al hombre la justa persepcion de las cosas manifestadas, meditando sobre la vacuidad de lo lleno, y la plenitud de lo aparentemente vacío. El hombre es una masa de átomos que gravita a gran velocidad, este parece sólido, ya que es imposible hundir el dedo entre la carne y el hueso. No obstante, esa solidez es una ilusión. Tome una criatura infinitamente pequeña que se ubicaría a alguna distancia de un cuerpo para observarlo. Vería soles arremolinados, nebulosas en espiral, estelas brillantes semejantes a la Vía Láctea. En las partes blandas del cuerpo, como la carne, las moléculas aparecen dispersas mientras que en las sustancias duras, como los huesos , ellas serian densas y darían la impresión de una pila compacta de estrellas"... Jacobo Feldman y Lobsang Rampa indagan en esta poética descripcion
de la naturaleza humana la teoria metafísica del Microcosmos.
Además, también uno podría ser el centro del Universo o de la realidad misma como diría descartes
, ya que si medimos la distancia de nosotros (centro) hacia cualquier punto de los confines del cosmos el resultado es el mismo, infinito. siguiendo la línea de comparación entre el macrocosmos y el microcosmos, Carl Sagan dijo: "la exploración del universo es un proceso de autodescubrimiento".
Max Planck (premio Nobel Física 1918 ): "La materia concreta es mera apariencia. En mi carácter de Físico y como hombre que ha dedicado su vida a la ciencia auténtica, a la investigación de la Materia, me creo a salvo de la sospecha de un fantasioso irresponsable. Por ello, y a raíz de mis exploraciones en el campo atómico, declaro lo siguiente: No existe la materia en sí. Toda materia nace y permanece únicamente en virtud de una Fuerza que pone en vibración las partículas intraatómicas y las mantiene vinculadas semejando al más pequeño sistema solar del mundo. Siendo que en el Universo no existe fuerza inteligente ni fuerza eterna (abstracta) alguna (la humanidad nunca pudo inventar un "perpetum mobile"), debemos admitir detrás de la Fuerza mencionada la presencia de un Espíritu consciente inteligente, o sea que el fundamento esencial de la materia es dicho espíritu. Ya que según vimos la Materia no existe sin este Espíritu, lo real, cierto y efectivo no es la Materia visible y transitoria, sino el Espíritu invisible e inmortal. Pero siendo que no puede haber espíritu en sí por pertenecer cada espíritu a un ser, debemos forzosamente admitir seres espirituales. Ahora bien: como a su vez los seres espirituales no pueden ser por sí mismos, sino que deben ser creados, no vacilo en denominar a ese misterioso Creador como lo han nombrado todos los pueblos cultos de la Tierra en los pasados milenios: Dios".
Filosofía y ciencia moderna : La mayoría de los filosofos
antiguos, desde Anaxágoras hasta Epicuro, Lucrecio y finalmente hasta Galileo, creían en los Atomos con alma propia (Cosmogénesis I, de H. P. Blavatsky).
Para Gottfied Wilhelm Leibwitz (1646 - 1716) la materia no era inactiva y muerta, sino todo esmovimiento animado, energía activa: "Las partículas elementales son fuerzas vivas, las que no actúan mecánicamente sino por un principio propio; son unidades espirituales".
Ernst Haeckel (1834 - 1919): "Las discusiones sobre las particularidades de los Atomos podemos aclararlas con la suposición de que estas pequeñísimas partículas, en su calidad de centros de fuerza, están dotadas con alma, que da a cada Atomo su sentido y movimiento".
Lord Ernest Rutherford (Premio Nobel 1908), luego de haber publicado en 1911 su teoría de que el atomo consta de un núcleo central, con carga positiva, y electrones con carga negativa, que giran alrededor del núcleo de una especie de nube, compara el átomo con el sistema
solar. Así como giran los planetas alrededor del Sol, en órbita elíptica, así también giran con increíble velocidad los electrones alrededor del núcleo del átomo.
El conocido físico Murray Gell-Mann, del Instituto Tecnológico de California, quien se dedicó durante los últimos años al desintegrador de átomos más grande del mundo (una máquina de 200.000 millones de electro-voltios que está en Weston, Estado de Illinois, dijo en una disertación: "Creo que la Física de las Partículas se encuentra donde se encontraba la Física Atómica a principios de este siglo. Tenemos un esquema de las estructuras
, pero no existe aún una teoría completa de las interacciones que nos permita comprender lo que está sucediendo en el fondo de todo. En un experimento llevado a cabo por los Físicos de Princeton se demostró la violación de otra ley : la de Simetría. Algunos teóricos llegaron a especular sobre la posibilidad de que se trataba de una quinta fuerza natural.... Estamos en el umbral de un acontecimiento increíble".
Muchos conocen al Dr. Gustav Stromberg a través de sus publicaciones, que aparecieron en el transcurso de sus 30 años de trabajo en el Observatorio Mount Wilson en California. Otros lo conocen por su libro"The Soul of the Universo" (El alma del Universo), con prólogo de su amigo Albert Einstein. Stromberg se apoyaba en sus investigaciones
sobre datos científicos y en su concepto de que un mundo espiritual dirige y guía el desarrollo de las formas vivientes y de la denominada materia inanimada. Stromberg suponía que toda Vida, toda Materia, tiene su origen en un mundo inmaterial y queda arraigado con aquel mundo. Pensaba en campos estructurales, que dan la forma a la materia inanimada y a los seres vivientes. Cuando se publicó su libro en 1940, su concepto sobre campos organizados como fuerzas conductoras de las formas aún no había sido confirmado en ensayos de laboratorio . Luego el Dr. H. S. Burr, de la univercidad de Yale, demostró en una serie de ensayos la realidad de la teoría de Stromberg. H. S. Burr constató: "Debemos suponer que el campo electrico de un organismo es más esencial que éste mismo, determinando la estructura biológica".
Estas deducciones, como cita J. Crenshaw, "Fate" Nro. 254, son de una enorme importancia para nuestros Biólogos y otros científicos, porque si las mismas son correctas, significaría esto que toda materia animada, en todos sus estadios de crecimiento, es mantenida en su forma a través de un campo de fuerza eléctrico, que debe poseer una inteligencia propia, que deja el cuerpo al desintegrarse el mismo. Stromberg decía que estos campos venían de un mundo inmaterial y también volvían hacia allí. El desarrolló un mundo de formas físicas como estructuras de energías, provenientes de un mundo no físico, que tiene su propia estructura inmaterial.
La estructura y la composición del organismo viviente es conducida, según su opinión, por: "sistemas
de ondas inmateriales" o por "Campos de Vida", con la propiedad de construir, con ciertos tipos de moléculas, formas altamente organizadas de plantas y animales. Stromberg creía que los campos estructurales tienen su origen en un plan infinito, creado por el "Alma del Universo" y que aquel mundo inmaterial es el dominio de Dios y el hogar del alma inmortal del hombre, una vez que dejó su cuerpo físico, lugar donde puede seguir su desarrollo espiritual y ético, fuera de espacio y tiempo, hasta que haya cumplido su mision, para la cual ha sido creado.
Jakob Lorber (1800 - 1864), cuando tenía 40 años comenzó a recibir de su "Voz Interior" revelaciones que coinciden sorprendentemente con los descubrimientos que conocidos Físicos han realizado 100 años más tarde. De su inmensa obra queremos citar solamente algunos conceptos contenidos en su libro " productos
Naturales": "Si han sido descubiertas fuerzas que actúan dentro o sobre la materia, ellas no son muertas, sino vivas e inteligentes. Tal como puede reconocerse una fuerza a través del efecto, también es posible reconocer la inteligencia de una fuerza a través de la regularidad de su efecto. De esta conclusión será comprensible que toda la materia está constituida en realidad de nada más que inteligencias, que son guiadas a través de Inteligencias Superiores, según ordenamiento y necesidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada