20090314

Herencia K


cumpliremos y escucharemos” (Shmot 24:7).

El orden de na-asé venishmá es de suma importancia. El máximo objetivo de un anti espiritual es entender con su mente racional todo lo que pueda. Después, y sólo después, procede a hacerlo. Esto es escuchar y luego hacer nishmá venaaasé, el entendimiento precede a la acción. El objetivo de un kabalista es más elevado porque se esfuerza en cumplir los codigos de Hashem aun si su mente racional le dice lo contrario. Na-asé venishmá transforma el intelecto de un instrumento que informa al cerebro humano acerca de todo lo que ve, a un instrumento que permite al cerebro humano entender más de lo que puede ver. Ver es creer, pero creer es más que ver

Antes del Monte Sinaí el pueblo hebreo era todavía miembro de la raza humana. No tenían más elección que la de actuar sobre lo que el intelecto les decía. Sin embargo, en el Monte Sinaí se les dio acceso a una revelación más grande que el intelecto humano la kabalah . Se volvieron miembros de un pacto con el Ein Sof.Hubo dos aspectos en La Entrega de la Ley: El primero - más notorio - es el aspecto de la vivencia, de un pueblo que con alegría y emoción se encuentra con DIOS la Fortaleza de Israel y su Redentor, y expresa su profundo deseo de un vínculo con Él diciendo “cumpliremos y escucharemos” (Shmot 24:7). Ese aspecto es recordado para todas las generaciones, “acuérdoMe del cariño tuyo en tu juventud, del amor de tus desposorios” (Irmya 2:2). Y el segundo, es la aceptación del compromiso de continuar con ese Pacto y su consumación en la vida diaria. “Nos enseña que Dios les puso el monte sobre sus cabezas, y les dijo: Si ustedes reciben la Torá, está bien. Y si no, aquí seran enterrados (Shabat 98A).todo concepto escrito es posible explicarlo de muchas formas. La palabra escrita tiene muchas acepciones, y cada lector ve en ella algo de sus propios pensamientos, e incluso, no pocas veces, intenciones opuestas a las del redactor. Todo lo anterior se evita cuando se trata de una conferencia oral, en la cual el expositor puede explayarse, detallar y explicar, y también el oyente tiene la posibilidad de preguntarle sobre este o aquel concepto. Por cuanto que la Torá, la palabra de Dios escrita, es necesario que sea clara, comprensible y inequívoca, y que sepamos qué cumplir y de qué modo actuar, es imprescindible sostener que junto con la entrega de la Torá Escrita a Moshé, le haya explicado Dios oralmente su voluntad e intención en cada versículo. La Torá que escuchó Moshé de manera oral es la kabalah , la que fue transmitida a Yehoshua quien a su vez la transmitió a los ancianos y así hasta nuestros días. la Torá Oral que se encuentra hoy en nuestras manos fuera de todos los tratados misticos encontramos estos (Mishná, Guemará y Midrashim) entregados en Sinaí, o tal vez hay partes de ellas que fueron añadidos más tarde durante el transcurso de los años.

La capacidad cientifica del entendimiento kabalistico

Tiene sus bases en un componente genético de origen étnico o geográfico, por vía materna, paterna o por ambas. Este tipo de información heredable se halla contenida en el ADN o ácido desoxirribonucleico de los cromosomas autosómicos, sexuales (cromosomas X e Y) y del genoma mitocondrial pudiendo ser revelada a través de técnicas de biología molecular .informacion genetica UNIVERSAL .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada